Tratamientos de cáncer “a la carta”

Un grupo de especialistas de la plataforma de Oncología del USP San Jaime de Torrevieja (Alicante) está experimentando con éxito en España un tratamiento personalizado y a la carta de cáncer en 80 pacientes, de los que sólo 40 culminaron todo el proceso, tras realizar el análisis genético de sus tumores. Se trata de analizar genéticamente el tejido enfermo, y aplicar los medicamentos más efectivos y determinar que quimioterapia es la más útil en cada caso. El coste de cada análisis es de unos 3.000 euros, pero supondría un ahorro porque solo se aplicarían aquellos fármacos realmente útiles y efectivos. La clave para que esta técnica funcione es crear una plataforma de patólogos, biólogos moleculares y oncólogos perfectamente coordinados.

El doctor José Pascual Rebollo ha explicado que el análisis genético previo permite a aplicar un tratamiento de cáncer establece qué fármacos son útiles y cuales inútiles en cada paciente, se plantean varias opciones. La técnica consiste en obtener una biopsia del tejido afectado por el tumor, y congelarla inmediatamente para poder purificar el ARN. Una vez obtenida la información genética del tumor, se compara con los genes de un tejido de origen sano en otro paciente. Esto permite identificar los genes que están expresados por encima y por debajo de los valores normales, y por lo tanto indican un comportamiento diferente del cáncer comparado con el tejido sano. Se valoran y la valoración se confecciona de manera individualizada, y al final de cada paciente se obtiene una lista de genes sobre expresados y otra de poco expresados, que un especialista deberá correlacionar con los diferentes medicamentos.

El análisis genético es la clave de lo que se ha venido a llamar oncología personalizada. Consiste en identificar qué tratamientos van a funcionar y cuáles no. Con eso se evitan gastos y efectos secundarios adversos.

 

Crees que el cáncer podrá ser aplacado totalmente con esta nueva técnica?

 

Esta entrada foi publicada en Enfermidades xenéticas. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta